Accidentes in itínere.

Uno de los motivos por los cuales podemos sufrir un accidente de tráfico cuando vamos hacia nuestro lugar de trabajo es la lluvia. Os damos unos consejos para evitar en la medida de lo posible que suframos un accidente:

lluvia

1. Controla tus neumáticos y limpiaparabrisas.

Es importante que revises el estado de tus neumáticos y de las escobillas del limpiaparabrisas. Estos días debes de estremar la precaución, para una eficiente evacuación de agua de tus neumáticos, estos deben de tener una profundidad mínima de 4mm en su dibujo. También debes comprobar el estado de tus limpiaparabrisas, cuando estos importantes elementos de tu vehículo no están en óptimas condiciones pueden afectar a tu visibilidad durante una tormenta.

2. Ahora es mas importante controlar nuestra velocidad.
Debes comprobar la estabilidad y adherencia de tu vehículo aminorando la velocidad, durante una tormenta, es mejor conducir a una velocidad menor a la indicada por las señales de la vía. Si la lluvia es demasiado intensa, es mejor que encuentres un lugar seguro y esperes a que escampe.

3. Ten cuidado al frenar
El sistema de frenos de tu vehículo debe de encontrarse en perfecto estado, cualquier mal funcionamiento del mismo puede llevar a una perdida de control si además la calzada se encuentra mojada. Debido a la humedad del pavimento, la respuesta de los frenos es mucho menor que en condiciones normales. Es por eso que debes de guardar una distancia mayor a la habitual del vehículo que va delante de ti, de modo que puedas frenar de manera segura y sin patinar ante cualquier contingencia. Los sistemas electrónicos de control de frenada ABS no son mas que una ayuda y en caso alguno sustituyen a la precaución y a la anticipación en situaciones de peligro.

4. Mantén los cristales desempañados
Cuando llueve, es común el empañamiento de los cristales, esto es debido a la diferencia de temperatura entre el interior y exterior del vehículo, existen en el mercado soluciones antiempañamiento, aunque las mas fáciles de aplicar es simplemente abrir un poco la ventanilla o enviar aire caliente de la calefación a los cristales.

5. Evita zonas inundadas
Debido a la falta de drenaje de algunas zonas, pueden producirse pequeñas inundaciones en las que podemos encontrarnos atrapados, un pequeño charco puede hacer que perdamos el control de nuestro vehículo o incluso que se pare nuestro motor,  otras veces una corriente de agua de pequeño caudal puede hacer que nos desplacemos o incluso nos veamos arrastrados con grave peligro para nuestras vidas.