Artrosis, qué es y como paliarla

La artrosis es una enfermedad degenerativa de la superficie de las articulaciones, producido por el desgaste del cartílago. El cartílago tiene un papel muy importante porque protege los extremos de los huesos y favorece su articulación. A medida que desaparece el cartílago, el hueso reacciona y crece por los lados (osteofitos), produciendo la deformación de la articulación.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca del 28% de la población mayor de 60 años presenta artrosis sintomática, y el 80% de ésta tiene limitaciones en el movimiento.

En algunos casos se puede evitar y en todos los casos se puede mejorar la calidad de vida del paciente.

Las pautas que se deben seguir implican ejercicio moderado como caminar o montar en bicicleta durante 10-20 minutos al día. El ejercicio que se practique no debe producir dolor, y en el caso de que éste resida puede paliarse haciendo reposo durante unos días y aplicando calor o frío (durante 30 minutos máximo).

Es muy importante seguir hábitos saludables como llevar una dieta equilibrada que contenga leche y derivados. Controlar el sobrepeso  es vital, sobretodo para la artrosis de rodilla. Además, se debe usar sillas con respaldo recto, donde las caderas y rodillas mantengan una posición natural y los pies estén en contacto con el suelo e intentar dormir en un colchón duro .

Por otra parte hay evitar los hábitos perjudiciales como permanecer mucho tiempo de pie quieto, estar de rodillas, usar zapatos con mucho tacón (es más aconsejable un calzado elástico pero firme). Un dato importante para el paciente que sufra artrosis es que en el caso de que necesite un bastón, debe usarlo en el lado sano para ayudarse a caminar.