¿Cómo prevenir los dolores lumbares?

¿Sabes que los dolores lumbares suponen un 90% de las bajas laborales en la Unión Europea? Su aparición tiene mucho que ver con hábitos de postura inadecuados, por eso a continuación te dejamos algunos consejos que puedes poner en práctica para ayudar a prevenir dichas molestias:

La causa más común reside en el trabajo, sobre todo en la forma poco correcta de sentarse. Lo mejor es apoyar la espalda contra el respaldo y mantener el cuello y el torso en línea vertical. Los brazos hay que colocarlos horizontalmente en ángulo recto, sin ninguna inclinación y a la altura del teclado para evitar forzarlos.  Es preferible colocar los pies en el suelo y no cruzar las piernas.

Además, los especialistas coinciden en que el estrés es uno de los principales factores del dolor de espalda, porque facilita la aparición de contracturas musculares. Así que, aunque sea difícil, hay que relajarse e intentar realizar actividades que evadan y despejen de las largas jornadas laborales.

El ejercicio físico ayuda a desarrollar el músculo e influye positivamente  al reducir las molestias en todo el cuerpo. Practicar yoga, pilates o natación puede ser muy positivo, al igual que caminar unos 60 minutos diarios con un calzado adecuado.

La hora del descanso también influye. Lo ideal es dormir boca arriba, apoyando la columna sobre el colchón. Si esto resulta demasiado incómodo se puede optar por la posición fetal, es decir, tumbado de lado sobre un costado con las rodillas flexionadas y con la cabeza y el cuello alineados con el resto de la columna. Dormir boca abajo no es recomendable, porque se modifica la curvatura normal de la columna lumbar y se obliga al cuello a permanecer girado hacia un lado para poder respirar.