¿Conoces el programa Perseo?

El programa Perseo (programa piloto escolar de referencia para la salud y el ejercicio, contra la obesidad) es un programación de promoción de la Alimentación Saludable y la Actividad Física en el ámbito escolar organizado por los Ministerios de Sanidad y Consumo y de Educación y Ciencia, sus Direcciones territoriales y Provinciales de Ceuta y de Melilla y las Comunidades Autonómas de Andalucía, Canarias, Castilla y León Extremadura, Galicia y Murcia.

Desde el Hospital Intermutual de Levante queremos dedicarle el siguiente espacio a los buenos hábitos, también en verano, ahora que lo tenemos a la vuelta de la esquina. Y con la ayuda del programa Perseo te dejamos a continuación información muy valiosa relacionada con la alimentación y el ejercicio físico. El programa Perseo se ha creado con el objetivo de promover el seguimiento de hábito alimentario saludable y estimular la práctica de actividad física regular entre los escolares, para prevenir la aparición de obesidad y otras enfermedades. Pretende sensibilizar a la sociedad en general, sobre todo al entorno escolar, implicando también a las familias.

Los primeros años de vida son cruciales en su educación por lo que es muy importante que desde la infancia, adopten hábitos de vida adecuados para que en un futuro tengan una vida sana y plena. Por eso, se ha creado un programa que recoge costumbres que se deben seguir a lo largo de todo el año. Como seguir una dieta equilibrada, con cinco comidas al día, consumir cereales, frutas, verduras o productos lácteos varias veces al día; comer pescado, carne o huevos varias veces a la semana y disminuir la ingesta de aquellos alimentos con altos contenidos en grasas, azúcares o sal.

Anima a que todos los miembros de la familia decidan el menú, compren o cocinen los alimentos entre todos. Recalca la importancia de no dejar de realizar actividades físicas con regularidad durante el verano, y aconseja no pasar mucho tiempo enfrente de la televisión, del ordenador o los videojuegos. Los niños en verano disponen de más tiempo libre, y hay que evitar que caigan en la monotonía y animarlos a permanecer activos.