El chasquido de los dedos

Seguro que sabes de lo que hablamos, ¿cuantas veces has oído ese ruido o chasquido que se nos escapa entre los dedos? Este crujido tan conocido suele producirse casi siempre cuando nos estiramos los dedos, pero antes debemos conocer un poco de la anatomía humana para comprender mejor el crujido de los nudillos.

Este chasquido se produce en las articulaciones de todo nuestro cuerpo, aunque sea más propio de los dedos también ocurre en los codos, en las rodillas, en la cadera, etc.

Nuestros huesos están unidos por una capsula, dentro de ella hay un líquido, el líquido sinovial, compuesto por gases.

Cuando apretamos o estiramos los dedos, se produce un aumento del volumen entre los huesos, por lo tanto el líquido que está dentro se encuentra a menor presión, los gases pierden su solubilidad, se forma una burbuja que al tocar con la superficie explota produciendo el famoso chasquido al que tan acostumbrados estamos a escuchar. Los gases del líquido sinovial tardan en torno a 15 minutos en disolverse de nuevo.

Muchos pacientes se preocupan porque sus articulaciones suenan con frecuencia. Esto se debe a que algunos de los componentes no esté actuando correctamente. Desde el blog del Hospital Intermutual de Levante te adelantamos que en la gran mayoría de veces el sonido de los huesos es totalmente inofensivo, a no ser que éste venga acompañado de dolor, en este caso te recomendamos que visites al doctor. También desde nuestro blog queremos desmentir la creencia instaurada que hacer sonar los dedos te provocará artritis. Las investigaciones al respecto aseguran que no es un factor que desencadene o agudice la aparición de la artritis.

Hospital_Inter_levante_liquidos_sinovial