¿Es la epilepsia hereditaria?

La epilepsia es una enfermedad cada día más común, pero no muchos son conscientes de lo que realmente es e implica. La epilepsia es un trastorno del cerebro que origina una predisposición a sufrir crisis repetidas. Es un problema físico derivado de una anomalía neuronal, no una enfermedad mental. Puesto que cada persona la desarrolla de una forma u otra no impide curso normal de la vida de una persona, aunque sí la limita en algunos aspectos.

De normal, las personas con epilepsia no tienen crisis muy constantes, de hecho, hay personas que incluso dejan de tenerlas de forma permanente (aunque también hay otras que tienen crisis diarias). Estas crisis se dan por un exceso de actividad eléctrica de un grupo de neuronas (células cerebrales) hiperexcitables y pueden afectar a funciones como el movimiento o el comportamiento, o al nivel de conciencia (la noción de lo que sucede alrededor de uno). Estas crisis no suelen durar más de unos minutos y, si se tiene un previo conocimiento acerca de cómo actuar ante una crisis, al finalizar, el cerebro vuelve a su estado normal.

Actualmente en España, se calcula que cerca de 400.000 personas padecen epilepsia y, aunque esta enfermedad puede afectarnos a cualquier persona en cualquier momento de su vida, en la mayoría de los casos se suele manifestar en la infancia y a partir de los 65 años.

Algunos tipos de epilepsia son hereditarias. Cuando las características individuales son causadas por un solo gen, se les llama rasgos genéticos «simples». Solo unos pocos tipos de epilepsia están causados por alteraciones de un solo gen. La mayoría suelen estar causados por la compleja interacción de varios genes y factores ambientales tales como el traumatismo cerebral, infecciones, etc.

 Otros factores que también tienen relación son:

  • La edad en que se desarrolla la epilepsia: Es más común que la epilepsia se desarrolle en menores de 20 años, pero esto no descarta que se diagnostique pasada esta edad.
  • Parientes con epilepsia: Especialmente progenitores. El riesgo de tener epilepsia es dos veces más alto en niños de mujeres con epilepsia que en niños de hombres con epilepsia. Estudios demuestran que, aunque esto no esté estrechamente relacionado con el embarazo, las complicaciones durante el parto, los ataques que tenga la madre durante el embarazo, o los medicamentos antiepilépticos que tome la madre durante el embarazo pueden afectar al bebé.
  • La causa de la enfermedad: Si el origen de la epilepsia es de una lesión cerebral que ocurre después del nacimiento es mucho menos probable que los hijos también tengan epilepsia.