Hábitos para llevar una vida saludable

¿Utilizas las escaleras para subir a la oficina? ¿Incluyes las verduras a tu dieta de forma equilibrada? A la hora de enfrentarnos a nuestro día a día, son muchos los factores que entran en juego y que hay que tener en cuenta: la alimentación, el trabajo, el estilo de vida, etc. Pequeños hábito en nuestra conducta pueden ayudar, con los años, a alcanzar una vida más longeva. A continuación, te mostramos una serie de prácticas, cuya asiduidad en la realización, te ayudará a llevar una vida saludable:

Alimentación sana. Son muchos los que dicen aquello de que “somos lo que comemos” y es que, no podemos negar, que la alimentación afecta a nuestras vidas de forma determinante. Por ello, es muy importante que tengamos en cuenta la cantidad de nutrientes que nos aportan los alimentos y que sepamos combinarlos. Abusar de las grasas o del azúcar, por ejemplo, puede acarrearnos a la larga, graves problemas de salud. Por ello, una alimentación correcta pasa, necesariamente, por la ingesta de verduras, frutas y cereales.

Ejercicio diario. Es una realidad que la falta de actividad física puede ser un factor de riesgo para la aparición de múltiples enfermedades. Es por esto, por lo que el ejercicio se vuelve esencial para mantener una buena calidad de vida. Prácticas tan sencillas como subir a la oficina por las escaleras o volver a casa caminando, aportarán a nuestro organismo innumerables beneficios.

Dentadura cuidada. A todos nos importa la salud de nuestra boca, y no sólo la salud, sino también la apariencia. Es evidente que una boca sucia es una fuente de bacterias, por lo que es primordial cepillarse los dientes y encías después de cada comida. Además, será conveniente que visitemos al dentista, al menos, una vez al año.

No al tabaco ni al alcohol. Está demostrado que el tabaco y el alcohol son negativos para llevar una vida saludable. Ambos, producen innumerables efectos nocivos para nuestro organismo, afectando a la circulación, a los pulmones, al corazón y al hígado, entre otros. Asimismo, son susceptibles de provocar la formación de diferentes cánceres.

No a las drogas. No es ninguna novedad que la ingesta de drogas produce serios problemas físicos y emocionales. Además de contaminar nuestro organismo, pueden acarrearnos serios problemas en nuestra vida personal, haciéndonos víctimas de dependencias que pueden llegar a anular nuestra consciencia y sentido común. Por ello, es muy importante que en pros de llevar una vida saludable digamos no a las drogas.

Desarrollo personal. Nuestro estila de vida y nuestros comportamientos ante determinadas situaciones, también afectan de forma importante a nuestra salud. Rodearse de personas positivas, evitar situaciones de estrés o cansancio y tener una vida sentimental ordenada, nos ayudará a conseguir un estilo de vida 100% saludable.