La halitosis, un problema con mal sabor

La halitosis, un problema con mal sabor. La halitosis o el mal aliento aluden a ese conjunto de hedores no del todo agradables que provienen de la boca del paciente y que provocan más de una situación incómoda para el afectado y para quien le rodea. Considerado un tema tabú y de concepción estética, hace que los pacientes no hablen libremente de él, además de la dificultad añadida que supone que cada persona valore objetivamente su propio aliento.

La halitosis que afecta a cerca de un tercio de la población, agudiza sus síntomas  al despertar por la mañana, después de varias horas de sueño, cuando las estructuras de la boca han estado en reposo y la producción de saliva ha sido muy escasa. En infinidad de ocasiones hay pacientes que no son conscientes de su problema y muchos otros presentan una obsesión por un imaginario mal aliento.

Al contrario de lo que se presupone generalmente, la halitosis es casi siempre producto de una deficiente salud bucodental. La mayoría de las causas que están detrás del mal aliento no hay que buscarlas en el estómago, sino en la boca. El  90% de los casos de halitosis el origen procede de la boca y más de la mitad de ellos están estrechamente vinculados con enfermedades de las encías. Otras muchas veces este problema esta causado por bacterias o por problemas estomacales como la gastritis crónica.

Como consejos para el tratamiento de la halitosis antes de efectuar la visita del doctor te recomendamos:

-Evitar el tabaco, el alcohol, el café y alimentos de intenso sabor u olor como el ajo o el picante, que potencian la halitosis.

-Recomendamos beber mucha agua, la ingesta de uno a dos litros de agua al día favorece la producción de saliva y reduce el riesgo de halitosis.

-La importancia de una buena higiene bucal y el cepillado de los dientes tres veces al día, sobre todo nunca olvidar antes de ir a dormir. El uso de colutorios bucales (especialmente los que contienen agentes antisépticos) su eficacia es transitoria y nunca debería sustituir el cepillado. Muy importante es también el uso de sedea dental, para eliminar los restos de comida incrustados en los dientes.

-Otro remedio para la halitosis es masticar chicles, caramelos o el uso de sprays entre comida y comida debido a que se aumenta la producción de salivación.

-Después de seguir estos sencillos consejos si los síntomas no se han reducido seria aconsejable visitar al doctor.

 

Hospital_Intermutual_Levante_Halitosis