La homeopatía para combatir el estrés

El ritmo frenético de la vida o  las responsabilidades profesionales y familiares son algunos de las causas más frecuentes del llamado estrés crónico. La homeopatía se presenta como una herramienta para combatir el estrés.

La homeopatía  es un tipo de medicina alternativa caracterizada por el empleo de preparados que pretenden crear los mismos síntomas que sufre el paciente. Fue concebida como una forma de mejorar el espíritu vital del cuerpo. Su premisa fundamental es “lo similar se cura con lo similar”, asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curar esos mismos síntomas si la dosis es baja. En concreto, propone una integración del individuo con la naturaleza, el equilibrio individual, la existencia de un “dinamismo vital” que regeneraría de forma natural los daños causados por las enfermedades.

La ansiedad se puede definir como una respuesta de carácter emocional de nuestro organismo cuando consideramos que vamos a ser objeto de una posible amenaza externa, la cual pueda afectar a nuestro bienestar físico o mental. Cuando la ansiedad se mantiene durante un tiempo prolongado, puede llegar a afectarnos sobremanera y contribuir al desarrollo de enfermedades a medio o largo plazo si no tomamos las medidas adecuadas. Las cusas más frecuentes son la incapacidad de tomar decisiones, un ritmo acelerado y una incompatibilidad laboral/familiar.

El método que la homeopatía propone para combatir el  estrés es saber o intentar canalizar la situación, hacer un análisis del paciente y del contexto que le rodea y concretar las causas. Cada paciente presentará un cuadro clínico, por lo que es importante visitar a un especialista, dado que no todos los individuos son iguales frente al estrés.

Los fármacos homeopáticos tienen una gran aceptación dado que  los beneficios de esta medicina, a diferencia de los medicamentos convencionales no presentan efectos secundarios relevantes.

Los especialistas proponen mantener un horario regular de sueño, aprovechar el tiempo libre y saber desconectar a tiempo para evadirnos de las situaciones que generar estrés, practicar ejercicio para liberar tensiones, una alimentación rica en pescado, verdura y cereales. Una  actitud positiva y la práctica deportiva serán esenciales. Mens sana in corpore sano.