Las drogas y su dependencia

Según la OMS se entiende por droga toda sustancia que introducida en un organismo vivo por cualquier vía (inhalación, ingestión, intramuscular, endovenosa), es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central, provocando una alteración física y/o psicológica, la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de un estado psíquico, es decir, capaz de cambiar el comportamiento de la persona, y que posee la capacidad de generar dependencia y tolerancia en sus consumidores.

En la fase de adicción o dependencia, puede hablarse de una enfermedad en sí misma, en la que la persona afectada está periódica o crónicamente intoxicada, con una compulsión a tomar una o varias sustancias y con gran dificultad para modificar o abandonar el consumo. Los conceptos relacionados con las drogas se clasifican de la siguiente manera:

Dependencia psíquica: Situación en la que existe un sentimiento de satisfacción y un impulso psíquico que exige la administración de forma regular o continua de la droga, para producir placer o evitar malestar.

Dependencia física: Estado de adaptación que se manifiesta por la aparición de intensos trastornos físicos cuando se interrumpe la administración de la droga o se influye en su acción por la administración de un antagonista especifico.

Síndrome de abstinencia: Conjunto de síntomas y signos de carácter psíquico y físico.

Tolerancia: Estado de adaptación caracterizado por la disminución de las respuestas a la misma cantidad de droga o por la necesidad de una dosis mayor para provocar el mismo grado de efecto farmacodinámico.

Abuso: El uso excesivo de drogas, bien esporádico o continuo, que no guardan relación con una práctica médica aceptable.

Tolerancia cruzada: Fenómeno por el que la toma de una droga origina la aparición de tolerancia, no solo a esa droga, sino también a otra del mismo o a veces de otro grupo farmacológico; por ejemplo, la heroína produce tolerancia cruzada con la morfina y viceversa.

Politoxicómano: Es la persona que consume varias drogas simultáneamente o en distintos momentos.

El consumo de estupefacientes plantea diferentes problemas ya que el tema de las dependencias de drogas es dinámico y el impacto de su consumo influye en factores como la morbilidad, mortalidad o salud.

La drogadicción trae consigo el contagio de infecciones como el VIH, virus de diversas hepatitis y más indirectamente, otras infecciones como las ETS. Y aumento del peligro de factores de riesgo de otras patologías como las enfermedades neoplásicas, cardiovasculares, hepáticas, mentales y neurológicas.