Lesiones provocadas por los tacones

Se acercan las navidades y muchas de vosotras elegiréis el calzado en función del modelo que tengáis pensado para estas fechas.  Dejando a un lado la frivolidad, este tema no es una cuestión baladí, sino que requiere parte de atención y son muchos los expertos que nos han advertido de los riesgos que conlleva presumir en exceso. Por esta razón las mujeres padecen más lesiones en los pies provocadas por los tacones que los hombres. La forma del zapato es un factor determinante a mayor estrechez y altura, el sufrimiento será mayor. Algunos de los problemas que se pueden desencadenar giran en alrededor de los famosos juanetes, el tendón de Aquiles, callos, dedeos en martillo o nervios comprimidos.

No es inusual que la espalda, las rodillas y los pies enfermen por culpa de los zapatos de tacón. Este hace  que el peso del cuerpo se desplace hasta adelante, aumentando la presión sobre los dedos y traslada los puntos naturales de apoyo. Además obliga a las articulaciones a mantener un desequilibrio haciendo que estas se ven resentidas.

En Navidad es habitual que escojamos el calzado en función de cuestiones estéticas en lugar de pensar en términos de salud y hay que tener en cuenta que ambos no están reñidos. Os daremos siete recomendaciones para elegir adecuadamente el calzado y no poner en riesgo nuestra salud.

1.- Es recomendable utilizar botines frente al zapato tipo salón porque mantiene mejor la temperatura y aporta una mayor sujeción

2.- No utilizar un tacón demasiado alto. Los de más de 5 cm pueden provocar la aparición de metatarsalgias (dolor en la planta del pie) y dedos en martillo.

3.- Comprar siempre un calzado de materiales naturales y flexibles que se adapten al pie.

5.- Los zapatos deben comprarse a última hora de la tarde porque es cuando el pie está más dilatado.

6.- El zapato debe ser confortable en el momento de la compra, es un error pensar que cederá o se adaptará con el tiempo al pie, lo que acabará generando molestias.

7.-Las personas que utilicen algún tipo de plantilla o soporte ortopédico deberán usarlo en el momento de la prueba, para que luego este se ajuste en el momento de usarlo.