¿Qué es la fibromialgia?

fibromialgia1

La fibromialgia es un es una enfermedad crónica de origen desconocido, cuyo principal síntoma es el dolor crónico musculoesquelético generalizado, así como fatiga y problemas de sueño, pero también pueden estar presentes parestesias, rigidez articular, cefaleas, sensación de tumefacción en manos, ansiedad y depresión, problemas de concentración y memoria.

Aunque las causas de esta patología son desconocidas, algunos factores como las infecciones (virales o bacterianas), una situación de estrés muy fuerte, un accidente laboral o de circulación que produzca una lesión cervical, una enfermedad simultánea como la artritis reumatoide, lupus o hipotiroidismo pueden generarla. Se estimulan los receptores del dolor, quedan activados crónicamente y, posteriormente, se desarrolla la fibromialgia.

La fibromialgia suele ser más frecuente en mujeres que en varones. En muchos enfermos se ha observado un descenso de la serotonina y un aumento de la sustancia P, ambas reguladoras del dolor. Frecuentemente por las mañanas, el dolor y rigidez empeoran y puede aumentar el dolor muscular. El dolor y la rigidez pueden manifestarse por todas partes del cuerpo o pueden estar restringidos a ciertos puntos, como en los síndromes de dolor miofascial.

En cuanto a la fatiga, puede ser leve en algunos pacientes y muy severa en otros. Y en cuanto a los trastornos del sueño, los pacientes que padecen esta enfermedad concilian el sueño con facilidad, pero no es un sueño no es reparador. Se despiertan con frecuencia, tienen pesadillas o apnea nocturna (fases en las que se corta la respiración), miclonías del sueño (movimientos bruscos de brazos y piernas) y bruxismo (rechinar de dientes).

Muchos enfermos de fibromialgia sufren síntomas de intestino irritable como estreñimiento, alternado con diarrea, dolor abdominal, gases y náuseas. Así mismo, también pueden padecer trastornos psicológicos como depresión.

Normalmente esta afección crónica se produce alrededor de los 20 y los 40 años, con un predominio del sexo femenino, aunque puede manifestarse también en niños y ancianos.