¿Qué es la narcolepsia?

narcolepsia

Aunque son muchas las personas que por las noches les cuesta conciliar el sueño de forma normal o dormir de forma adecuada, la narcolepsia se considera una enfermedad rara. Esta enfermedad es un trastorno que se caracteriza por una somnolencia diurna excesiva y alteraciones en el sueño REM, así como alucinaciones durante el periodo de sueño-vigilia.

Aunque aún no se han podido determinar cuáles son las causas de esta enfermedad, algunos factores a tener en cuenta pueden ser el estrés, los cambios de horarios, la menstruación, algunas infecciones y traumatismos craneales. También se debe tener en cuenta factores genéticos.

En cuanto a los síntomas, suelen iniciarse en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, sin que exista enfermedad previa, y suelen persistir durante toda la vida. Entre los síntomas más comunes destacamos crisis de sueño en cualquier momento y un constante deseo de dormir. Dependiendo del paciente, las crisis pueden ser diarias, y es habitual que se prolonguen durante una hora o menos. Al despertarse, la persona suele sentirse bien y puede volver a dormirse a los pocos minutos.

Los pacientes con narcolepsia pueden manifestar una parálisis momentánea sin pérdida de la consciencia o cataplejía en respuesta a reacciones emocionales bruscas. Los episodios esporádicos de parálisis del sueño pueden dejar a la persona inmóvil al despertarse. Normalmente estos episodios suelen asociarse a un gran sentimiento de terror. En cuanto a las alucinaciones, pueden producirse en forma de ilusiones visuales o auditivas, al inicio del sueño o, con menor frecuencia, al despertar. Son un poco más intensas que las de los sueños normales.

Algunas recomendaciones que damos a los pacientes con diagnóstico de narcolepsia son: tomar descansos de 15 minutos durante el día, evitar consumir comidas pesadas y dormir las 8 horas de sueño necesarias.