¿Qué ocurre cuando dejas de fumar?

El hábito de fumar bien es conocido como muy perjudicial para la salud porque provoca daños en el cuerpo irreversibles. Entre los riesgos que podemos correr si fumamos es el de desarrollar varios tipos de cáncer o enfermedades cardiovasculares entre otros. Por ello, para aquellas personas que fuman o están intentando dejar de hacerlo, el siguiente post contiene razones y explica que ocurre en nuestro sistema cuando dejamos de consumir tabaco. Y como es mejor ver el lado positivo de las cosas, debes conocer los beneficios de dejar de fumar.

Según el oncólogo José Miguel Sánchez Torres, del MD Anderson Cáncer Center de Madrid: “La reducción del riesgo es inmediata y progresiva, hasta el punto de que, con el tiempo, puede asemejarse al que tiene una persona que no ha fumado nunca”. El riesgo de sufrir un cáncer de pulmón se puede reducir hasta un 90 por ciento después de 15 años, en las personas que consiguen dejar el tabaco.

Además, justo 20 minutos después de retirar el tabaco de tu cuerpo, tu presión arterial y pulso empiezan a caer. ‘La nicotina es un estimulante y provoca que tu corazón trabaje más rápido’ dice la especialista Amanda Sandford. ‘Deshazte de ella y tu pulso regresará a la normalidad, disminuyendo tus posibilidades de un ataque al corazón.’

Una vez transcurridas 24 horas, cuando el monóxido de carbono desaparece, los pulmones empiezan a eliminar partículas acumuladas, por lo que respiras mejor. Este cambio en la respiración, mejorará considerablemente en un periodo de 3 a 9 meses.

A las 48 horas los sentidos del olfato y gusto aumentan debido a que el nivel de oxígeno de las células se restauran. La circulación, resistencia y tolerancia al ejercicio mejoran. Por último, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a menos de la mitad de aquellos que continúan fumando y disminuye la incidencia de otros cánceres (de boca, de garganta, de esófago, de vejiga, de riñón y de páncreas).