¿Qué son los síndromes mieloproliferativos crónicos?

Los síndromes mieloproliferativos crónicos engloban todas aquellas enfermedades patológicas en las cuales se da una proliferación de células inmaduras de la médula ósea de forma crónica.

Es decir, cuando por diferentes causas se produce una pérdida de los mecanismos de control de la proliferación de las células germinales mieloides, y las células que se derivan de estos blastos alterados empiezan a reproducirse en exceso y a ocupar la médula ósea de forma lenta y constante.

La mayoría de los síndromes poseen un origen desconocido y los podemos clasificar de la siguiente forma:

Policitemia vera, en la cual predomina la serie roja (hematíes).

Trombocitemia, con predomino de la proliferación de plaquetas.

Mielofribrosis agnogénica, con formación de tejido fibroso en la médula ósea.

-Y por último, leucemia mieloide crónica, en la que la línea dominante son los leucocitos.

El diagnóstico de estos síndromes versa alrededor de las pruebas analíticas y el estudio de la médula ósea.  Y el tratamiento para combatir estos síndromes de manera definitiva pasa por la realización de un trasplante de médula ósea.