Yoga, una gran ayuda para la escoliosis

escoliosis-lumbar

Aproximadamente el 3% de la población sufre de escoliosis, una desviación de la columna vertebral que origina una curva. No es una enfermedad grave, aunque todo depende de la magnitud de la curva, la edad de aparición, y la localización y características de la lesión. Básicamente existen tipos de escoliosis: escoliosis idiopática, escoliosis congénita, escoliosis neuromuscular y escoliosis adulta.

Aunque la escoliosis no tratada puede progresar a un 7% por año, algunos investigadores que buscaban un tratamiento para la enfermedad, realizaron un experimento con personas con escoliosis idiopática en edades comprendidas entre 14 y 85 años. El experimento se basaba en que cada participante realizara diariamente una postura básica de yoga, por el lado más débil de su columna durante 10-20 segundos. Luego, pasaron a realizarlo durante el máximo tiempo posible que pudieron aguantar, siempre, en el lado de la curvatura de la columna. El resultado, tras someterse a un examen inicial, una placa de rayos X y una evaluación radiológica, fue un fortalecimiento del lado más débil de la columna, que mejoró alrededor del 32% en todos los pacientes, durante los 7 meses que duró el experimento.

En cuanto a otros tratamientos para esta enfermedad, se consideran varios factores: edad del paciente, gravedad y localización de la curva, etiología (causas) de la misma, y presencia de otras patologías asociadas.

A personas con curvas leves, se les recomienda un tratamiento de fisioterapia y natación. En algunos casos también es necesario la colocación de un corsé.

A personas con curvas moderadas se les recomienda recurrir a la cirugía, o bien hacía la prescripción de un corsé de Milwaukee.

A personas con curvas graves, se les recomienda una fijación quirúrgica de una articulación.